Personajes serie Vikingos (X): Halfdan el Negro y Harald Harfragi, ¿hermanos o padre e hijo?

Los que lleváis tiempo leyendo mis análisis históricos sobre la serie Vikingos ya sabéis de sobra que es una serie en la que lo histórico y real se mezcla con la invención. Uno de los recursos que utiliza de forma habitual la trama de la serie es el de juntar en el mismo espacio y tiempo personajes reales que, no obstante, no coincidieron en ese tiempo o en ese espacio. El caso más conocido es el de Ragnar Lodbrok y Rollo que, si bien ambos fueron personajes históricos (podéis leer sobre ellos aquí), jamás interactuaron.

Lo mismo pasa con Halfdan y Harald. En la serie aparecen como dos ambiciosos hermanos y, sin embargo, en la realidad histórica fueron padre e hijo.

Halfdan el Negro

Halfdan Svarte
Imagen de la Saga de Halfdan Svarte de Gerhard Munthe para la edición Heimskringla de 1899

Su nombre en nórdico antiguo era Halfdanr Svarti y las fechas de su vida no están demasiado claras. Se barajan como fechas de nacimiento los años 810, 830 u 823 y como fechas de fallecimiento los años 860, 863 y 870. Lo que sí parece claro es que fue un caudillo vikingo, un importante jarl, perteneciente a la casa de los Ynglingos que gobernó como rey la región de Vestfold, en Noruega. Debemos tener aquí muy presente que en esta época y en este momento Escandinavia no tiene las fronteras ni las nociones nacionales que manejamos hoy en día. Dinamarca, Noruega o Suecia eran entes geográficos más que políticos y las regiones y fronteras eran difusas, así como sus líderes. Encontramos en esta época, y anteriores a esta también, multitud de personajes semilegendarios complicados de ubicar en el tiempo (como este propio Halfdan) que se hacen llamar «reyes», pero eran más bien reyezuelos, líderes que gobernaban de forma más o menos electa (jamás de forma divina) sobre grupos de gentes y zonas más o menos reducidas. Los reyes como tal, aglutinadores de territorios, gentes e identidades políticas y nacionales aparecerán más tarde en Escandinavia, con la cristianización y los contactos con la Europa continental. Como es un tema largo e interesante, si queréis leer más sobre los reyes vikingos podéis hacerlo en este enlace (pinchando aquí) y así continuamos con la historia de estos personajes.

Como decíamos más arriba, Halfdan fue el rey de una parte de Noruega que se conoce como Vestfold y su apodo «svarti», el negro, hacía referencia al color de sus cabellos. Los vikingos usaban sobrenombres que muchas veces tenían que ver con aspectos físicos del que los recibía.

Las fuentes que nos hablan de él son Heimskringla, Círculo del mundo o Crónica de los reyes nórdicos —un conjunto de sagas recopiladas por Snorri Sturluson en Islandia hacia el año 1225 que narran alrededor de 400 años de historia y las vidas de los reyes de Noruega— y Fragrskinna, pergamino justo —una de las conocidas como Sagas reales escrita en torno al año 1200 que es una de las fuentes principales de Heimskringla—. Estas fuentes nos cuentan que Halfdan era hijo de Gudrød el Cazador (c. 754-821) —un rey vikingo de Vestfold de la cada de los Ynglingos entre los años 804 y 810)— y de Åsa Haralsdottir de Agder (n. 794 -¿?) —una reina vikinga semilegendaria que gobernó sobre un pequeño reino llamando Adger, en nórdico antiguo Agđir y Egđafylki, actual región de Sørlandet—.

El padre de Halfdan murió cuando él era muy joven y su madre se lo llevó a su tierra natal. A los dieciocho años, Halfdan se convirtió en rey de Adger y, poco a poco, fue aglutinando territorios bajo su mando mediante negociaciones diplomáticas y batallas ganadas.

Halfdan se casó con Ranghild Sigursdatter, una princesa noruega hija de Sigur Hart —otro reyezuelo vikingo noruego, este de Ringerike— con la que tuvo a su hijo Harald, primer rey de Noruega. Antes de eso se había casado con otra princesa noruega llamada también Ranhild, hija de Harald Gulskeg de Sogn, con la que también había tenido un hijo llamado Harald. Sin embargo, este niño —que había sido nombrado heredero por su abuelo (también Harald)— murió muy pequeño. Al enterarse y como el abuelo había muerto también, Harald viajó hasta Sogn y reclamó el trono, que añadió al resto de sus posesiones. Hay muchas versiones de estos matrimonios y los personajes de estas historias en las Sagas, no obstante al final todas coinciden en que Halfdan tuvo un hijo llamado Harald con una mujer llamada Ranghild y que fue el primer rey de Noruega.

Su muerte llegó, según las fuentes medievales, cuando se cayó al lago Randsfjorden y se ahogó. Viajan en trineo y al pasar por encima del hielo este se rompió. Fue enterrado en Ringerike, en un fastuoso montículo funerario, como era habitual para las personas de alto estatus, poder y riqueza. La leyenda cuenta que era tan querido que en todos su territorios deseaban enterrarlo, por lo que al final sus despojos fueron separados y enterrados en varias partes, para que cada uno de sus territorios pudiese tener un cementerio real y por eso hay cuatro lugares en Noruega que se llaman igual: Halvdanshaugen (haugr = montículo). La cabeza habría ido a parar a Ringerike.

Harald Cabellera Hermosa

Flateyjarbok_Haraldr_Halfdan
El Rey Harald I y su padre, Halfdan el Negro.

Harald I de Noruega (c. 850-932/933) —en nórdico antiguo Haraldr Halfddanarson o Haraldr Hárfagri— fue rey de Noruega desde el año 872 y hasta el 930. Como hemos visto, era hijo de Halfdan el Negro y su esposa Ranghild Sigursdatter.

Se le considera el primer rey de Noruega porque consiguió aglutinar y unificar bajo su mando distintos territorios independientes y rivales hasta la fecha y, además, su dominio traspasó fronteras hasta Escocia, las islas Hébridas, Orcadas y Shetland. Por su ‘culpa’, se dice, muchos noruegos emigraron y propiciaron el asentamiento de los vikingos en Islandia.

En el año 860 Harald sucedió a su padre en el trono y comenzó una serie de conquistas que añadió a los territorios que había heredado: desde el sureste de la actual Noruega hasta la provincia sueca de Värmaland. En el año 872 derrotó a sus enemigos en la batalla de Hafrsfjord, hecho que supuso el inicio de la unificación de Noruega occidental. Esta batalla tuvo lugar cerca de Stavanger y solo sabemos de ella gracias a las Sagas islandesas, por lo que la información de la que disponemos debe ser leída con cuidado aunque en los aspectos principales parece que se puede estar de acuerdo. Se enfrentaron en el mar el bando de pequeños reinos vikingos en coalición (Hordaland, Rogaland, Adger y Telemark) contra el bando de Harald I de Noruega, quien controlaba grandes extensiones de territorio noruego en el sureste del actual país antes de la batalla. Otras fuentes, sin embargo, indican que estos mismos territorios estaban entonces en manos de un rey danés. Sea como fuere, la victoria de Harald subyugó a sus enemigos y, por primera vez, un solo gobernante aglutinaba territorios que jamás habían permanecido unidos antes. No es que Noruega se unificase completamente tras la batalla, eso fue un proceso mucho más largo y costoso, pero sí se considera el primer paso hacia ello y, por ende, Harald se considera el primer monarca noruego como tal. La fecha exacta de la batalla es desconocida, el año 872 fue una fecha escogida e inventada por la historiografía del silo XIX, pero parece probable que esta sucediese entre más o menos ese año y el 900.

Muchos vikingos noruegos comenzaron a ver cómo sus formas de gobierno asamblearias y hasta cierto punto independientes se iban sustituyendo por un poder cada vez más central y más autoritario, a imagen y semejanza de los gobiernos que ya imperaban en la Europa continental desde hacía algún que otro siglo. Estos vikingos, que querían conservar sus formas de gobierno, su independencia y sus tradiciones decidieron emprender un viaje hacia nuevas tierras en las que asentarse y así llegaron a la inhóspita Islandia, donde mantuvieron un poder asambleario.

Pese a que durante los siglos XIX y XX se dieron por buenos los argumentos y las historias que aparecían en las Sagas sobre este personaje, a partir de los años 70 del siglo XX historiadores como Peter Sawyer comenzaron a poner en duda su veracidad histórica. Más allá de las Sagas (que son posteriores como ya sabéis a la Era Vikinga), su figura es difusa. En la fuentes contemporáneas el primer rey de Noruega mencionado es Haraldr Gormsson (c. 985/986), de quien se dice que es el rey no solo de Dinamarca sino también de Noruega, como aparece recogido en las piedras de Jelling. En los textos de Adán de Bremen hacia el año 1075 tampoco mencionan a Harald.

Para algunos autores la figura de Harals, tal vez en buena parte inventada, puede responder a la necesidad de crear una leyenda que explique los motivos de asentamiento de los vikingos en Islandia, utilizando un nombre de lo más común en aquel momento y creando la figura de un rey ficticio para toda Noruega. Otros creen que esta historia reforzaba la idea de la sucesión hereditaria de la corona, que no era típico hasta entonces en el mundo escandinavo.

Independientemente de si su figura fue real o no, ¿a qué se debió su apodo? Pues, cuentan las fuentes, que a una promesa de amor hacia Gyða Eiriksdottir una legendaria reina consorte de la Noruega de finales del siglo IX, hija del rey de Hordaland – una de las regiones históricas de Noruega – Eiríkr Konungr á Hörðalandi. Según las Sagas, fue la primera reina de una Noruega unificada al casarse con Harald y esta unificación de Noruega pasa por una leyenda romántica; Harald era rey de una pequeña región de Noruega llamada Vestfold – igual que el padre de Gyða lo era de Hordaland – y envió a sus emisarios para pedir su mano. Parece ser que Gyða habría rechazado tal proposición debido a la falta de poder que Harald tenía sobre el conjunto de regiones noruegas, pero lejos de darse por vencido, Harald siguió insistiendo y juró no cortarse la melena hasta convertirse en rey de toda Noruega, cosa que pasó diez años después, momento en el que Gyða aceptó su propuesta de matrimonio terminando de unir los territorios de su padre a los de su esposo. Fue entonces cuando se cortó el cabello, en la localidad de Averǿy, donde el jarl Rongvald Eysteinsson lo apodó el de la hermosa cabellera. Y esta misma historia, con sus variaciones, podemos oírla de su propia boca en la cuarta temporada de la serie, cuando él explica por qué quiere ser rey de Noruega y por qué desea vencer a Ragnar.

El final de su vida estuvo marcado por numerosas disputas tanto con sus enemigos como con sus propios hijos, que querían repartirse el reino de su padre o heredar su poder. Y no es de extrañar, pues según las fuentes que consultemos la vida amorosa de Harald y su descendencia fueron de lo más prolífica. Tanto en cantidad como por la posición que llegaron a alcanzar estos hijos, muchos de ellos convertidos en reyes (aunque muchos reyes menores). Dos de ellos le sucedieron directamente en el trono: Eric Hacha Sangrienta, Eírik Haraldsson, y Haakon el Bueno, Hákon góđi, uno de los rimeros reyes noruegos en introducir el cristianismo.

Hijos con Åsa Håkonsdatter, hija de Håkon Grjotgardsson, jarl de Lade:

  • Guttorm Haraldsson, rey de Ranrike
  • Halfdan Haraldsson el Blanco, rey de Trondheim
  • Halfdan Haraldsson el Negro, rey de Trondheim
  • Sigrød Haraldsson, rey de Trondheim

Hijos con Gyda Eiriksdottir de Hordaland:

  • Ålov (Årbot) Haraldsdotter
  • Rørek Haraldsson
  • Sigtrygg Haraldsson
  • Frode Haraldsson
  • Torgils Haraldsson

Hijos con Ragnhild Eriksdatter de Jutlandia:

  • Erico Hacha Sangrienta, rey de Noruega. Erik fue padre de Harald II.

Hijos con Svanhild Eysteinsdatter, hija del jarl Eysteinn:

  • Bjørn Farmann, rey de Vestfold. Fue padre de Gudrød Bjørnsson y por lo tanto el bisabuelo del rey Olaf II de Noruega «el Santo».
  • Olaf Haraldsson Geirstadalf, rey de Vingulmark, después también de Vestfold. Su nieto sería el rey Olaf I de Noruega.
  • Ragnar Rykkel, rey de Hedmark

Hijos con Ashild Ringsdatter, hija de Ring Dagsson de Ringerike:

  • Ring Haraldsson
  • Dag Haraldsson
  • Gudrød Skirja
  • Ingegerd Haraldsdatter

Hijos con Snefrid Svassesdatter, hija de Svåse el Finlandés:

  • Halvdan Hålegg
  • Gudrød Ljome
  • Sigurd Rise
  • Ragnvald Rettilbeine

Hijos con Tora Mosterstong, su sirvienta:

  • Ulfljotr Haraldsson
  • Haakon el Bueno, rey de Noruega.

BIBLIOGRAFÍA
La bibliografía que he utilizado para este apartado es enormemente extensa, ya que he ido utilizando todo aquello que llevo investigado hasta la fecha. Por ende, mencionarla entera sería demasiado largo por lo que, si estáis interesados en algún punto en concreto de todo lo que he dicho, decídmelo y os daré las referencias bibliográficas exactas.
 
 
 
 

¿Te ha gustado? Apoya a The Valkyrie's Vigil en Patreon

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba